domingo, 3 de noviembre de 2013

Intoxicación por consumo de floripón

Usado cuando no hay dinero para otras sustancias, o simplemente por búsqueda de novedad, el floripón es una planta con propiedades psicoactivas que está "al alcance de la mano".

El consumo, generalmente en forma de infusión (te para los ingleses, con el agua del termo y un mate en Uruguay), produce una intoxicación que puede dar un cuadro psicótico con algunas peculiaridades.

El floripón es una planta del género Datura (Brugmansia Arbórea) con flores en forma de campana (o de trompeta, en inglés se llama Angel's Trumpet) colgante de color blanco/amarillo/rosado. Entre los alcaloides identificados se encuentran la atropina, hioscinamina e hioscina (escopolamina, también conocida con el caribeño nombre de "burundanga").

La escopolamina actúa con efecto anticolinérgico mediante bloqueo competitivo e inespecífico de los receptores muscarínicos M1 localizados en el sistema nervioso central, corazón, intestino y otros tejidos.

Pueden haber síntomas (midriasis, anisocoria) por contacto o exposición accidental a la planta.

La intoxicación puede presentarse con desorientación temporoespacial, ataxia, alucinaciones visuales, midriasis, rubor facial, hipertermia, taquicardia, sequedad de piel y mucosas  (inhibición parasimpática). En casos graves pueden haber arritmias, convulsiones y coma

El episodio suele cursar con amnesia total (se usa como modelo de amnesia global transitoria) del episodio. La sintomatología suele remitir espontáneamente en 24 a 48 horas.

La acción atropínica determina un enlentecimiento en la absorción (permite intentar rescate digestivo algunas horas después de la ingesta).

El tratamiento es sintomático. Se recomienda no usar fármacos con propiedades anticolinérgicas (fenotiacinas por ejemplo) porque pueden aumentar los síntomas. Hay algún reporte de uso de donepecilo en intoxicaciones con anticolinérgicos.

La mayoría de la droga se excreta en orina en 12 horas.

No suele haber un consumo crónico (no suele ser una experiencia agradable). Pero pueden haber consecuencias a largo plazo (hay reportes, por ejemplo, de síndrome de Guillain Barre y otros casos más bizarros)

Como siempre, los artículos citados están a texto completo en el portal Timbó del SMU. En el mismo portal hay dos libros interesantes a texto completo:
  • Handobook of poisonous and injurious plants (2a edición)
  • Molecular, Clinical and Environmental Toxicology Volume 2: Clinical Toxicology
Publicar un comentario