domingo, 28 de abril de 2013

Antidepresivos y embarazo: nueva revisión

A través de Pychiatric Times, me llega un artículo que resume una publicación de este mes sobre ISRS y embarazo. Las cifras de trastornos afectivos vinculados a embarazo son importantes: 18% de mujeres sufren depresión prenatal, 19% desarrollan depresión semanas luego del parto [ver referencia artículo completo][ver referencia otro autor resumen]. Los trastornos de ansiedad tienen una prevalencia de 22% en el tercer trimestre del embarazo y de 11% durante los primeros 3 meses postparto [revisión de psicopatología en embarazo, resumen] [estudio similar en Acta Psychiatrica Scandinavica].

La revisión (artículo completo y PDF) está excelente, se publica en Acta Psychiatrica Scandinavica, publicación con una seriedad reconocida.
Puntos importantes resumidos:
  • No hay ninguna malformación que se haya observado de forma consistente en los diferentes estudios con los antidepresivos usados más comunmente. Algunos estudios aislados sugieren asociación entre algún ISRS particular con defectos específicos del recién nacido. Un ejemplo es el reporte sobre Paroxetina [ver artículo]. Los datos (incluso aportados por Glaxo a la FDA) fueron de un estudio retrospectivo, sobre malformaciones con muy baja prevalencia por lo cual no se consideran evidencia "de primer nivel".
  • El Síndrome de Adaptación Postnatal (SAP) [ver sitio con resumen sobre SAP] ocurre en hasta 30% de neonatos expuestos a antidepresivos durante trimestres finales del embarazo.
  • Algunos estudios encuentran una pequeña asociación entre la Hipertensión Pulmonar Persistente del Neonato (HPPN) [resumen del tema en español] e ISRS, aunque otros estudios no encuentran tal asociación.
Con lo cual el artículo concluye que:
  • Los ISRS siguen siendo los antidepresivos más estudiados en el embarazo. Hay menos estudios para los IRSN, mirtazapina, nefazonoda, trazodona y otros.
  • La evidencia actual es limitada porque los datos:
    • No evalúan sistemáticamente a los RN
    • No usan grupos control apropiados
    • No usan evaluadores ciegos de los RN
    • No toman en cuenta el diagnóstico materno, síntomas u otras variables que pueden afectar el resultado.
  • La evidencia sugiere que el riesgo de HPPN por exposición a ISRS es inconcluyente.
 Un +1 para GlaxoSmithKline por su transparencia al poner de forma abierta los datos sobre embarazo y fármacos: ver sitio.

En resumen: excelente artículo, vale la pena bajarlo y tenerlo como referencia.
Publicar un comentario